El Buey de Mar. Un crustáceo a descubrir.

con No hay comentarios

El Buey de Mar, además de ubicarse en el mar del Norte y en el Oceano Atlántico, también se encuentra en el mar Mediterráneo y es uno de los crustáceos que puedes descubrir en el restaurante Salamanca.

La fisionomía del Buey de Mar

El Buey de la ría presenta un color más oscuro y más pelo que el Buey francés. Esto se debe al lugar en el que habita. En Galicia el Buey de mar suele pescarse en las rocas llenas de algas y adapta su color a este medio, mientras que en Francia o Irlanda viven sobretodo en la arena congregándose en grupos de cientos e incluso miles.
El buey de mar del restaurante Salamanca

El Buey de Mar en la gastronomía

En cuanto al sabor del Buey de mar es agradable, dulzón, su textura tiene unas fibras más largas que lo cangrejos. Para el Buey de mar el recetario es un poco más generoso a la hora de potenciar las características de su carne. Las mejores formas de prepáralos es en ensaladas de cangrejo, salpicones, rellenos y como el mítico txangurro a la donostiarra.

Como sucede a la hora de consumir cualquier otro marisco, lo que se busca con estos crustáceos y con el Buey, por supuesto, es disfrutar del «sabor a mar». En el momento de servirlo a la mesa sencillamente cocido (es como más se consume), suele seguirse una liturgia parecida a la de otros cangrejos. Eso sí, para saborearlo no hace falta armarse de demasiada paciencia, práctica y perseverancia (las tres pes recomendables para comer una nécora). Un poco de faena sí que da, pero el tamaño ayuda a que la ‘limpieza’ no sea tan trabajosa.

Aquí lo hacemos de forma especial. ¡Pidelo por piezas y sorpréndete!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *